El uso de calcetines largos junto con las férulas previene que los pies de tu hijo se lastimen